Budapest

Cuando me decían Budapest no se porque sabía como imaginarla. No sabía si pensar que era una gran ciudad moderna o una ciudad con poco lujo pero mucha riqueza cultural. Al llegar, la primera sorpresa fue que tenían su propia moneda. Pense en todo momento que utilizaban el euro como las ciudades vecinas por eso ni si quiera pense era necesario hacer research de ello. Lección aprendida!!

Budapest esta dividida en dos, una parte de llama Buda y la otra Pest. Estan unidas por una serie de puentes y hoy en día son solo una gran capital.
Cuando resolvimos lo de la moneda, nos trasladamos al hotel por medio del metro, que para mi sorpresa tenía trenes modenos pero también antiguos, entonces mi teoría de lo que imaginaba de la ciudad, se volvió real. Esta ciudad tenía un poco de pasado y presente a la misma vez, lo que la hizo muy especial desde la llegada.


Una vez soltamos las mochilas, comenzamos a caminar hacia el Parlamento, ubicado al pie del río Danubio. Fue solo asomarnos al edificio y la impresión nos invadió! Es enorme y las vistas con Buda al fondo eran fenomenales. Vimos un cambio de guardia bastante único. Continuamos el a orillas de río y nos topamos con una escultura hecha como homenaje a los judíos, quienes fueron obligados a pararse a oria del río, quitarse los zapatos para darles muerte. Es un poco “overwhelming” pero es una parada obligatoria para refelexionar sobre el país y su historia.

Parlamento
Al cruzar el puente colgante más visitado de la ciudad, nos encontrabamos en Buda, la parte más antigua y que tiene una de las mayores atracciones, El Palacio Real. Tras una larga caminata y subir miles de escalones, las vistas de la ciudad son incomparables! Puedes ver a Buda y Pest entero. Tomarte una bebida en las alturas, respirando aire fresco es uno de los mejores momentos que pasamos alli.


En el segundo día, nos adentramos en el centro histórico de Pest donde visitamos el famoso mercado. Alli vimos y comimos típico, compramos regalitos y probamos hasta postres de 1,500 calorias!


Budapest es de estas ciudades de las que sales encantado. Sin duda volvería es ríquisima en historia.
Stay tunned,
Jenn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s