¿Cómo manejar el mal de altura?

Una de las razones por las que las personas temen o les preocupa viajar a algunas zonas en América del Sur por ejemplo Perú es por el mal de altura. Y es que ciertamente es un padecimiento real y que nadie debe pensar que es “mental” o “changuería”.

Comenzando nuestro acenso a la montaña de 7 colores.

Nuestros cuerpos están aclimatados al mismo nivel de oxígeno desde que nacemos, entonces ¿Qué pasa si lo llevas a un nivel donde el mismo,baja considerablemente?

Nuestro cuerpo comienza a reaccionar como hace con todos los padecimientos. Está llegando mucho menos oxígeno y por esto, comienzan síntomas tolerables u otros no tanto que pueden llevarte a la cama.

Estos síntomas pueden ser:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Sensación de asfixia
  • Mareos
  • Vómitos
  • Entre otros
Laguna Humantay a más de 4,000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Entonces, ¿Cómo podemos manejarlo?

No soy doctora ni mucho menos especialista en esto, pero aquí les dejo algunos tips que me han ayudado a manejarlo y disfrutar de mi viaje!

1.Hidratación– Una de las cosas más recomendables es mantenerte hidratado. Beber mucha agua es la clave para que el cuerpo esté en forma y los síntomas no sean tan fuertes.

2.Pastillas– Puedes consultar con tu doctor primario si eres elegible para pastillas que se utilizan con el propósito de mermar los síntomas del mal de altura. La primera vez que vine no las tomé y aunque logré manejar mis síntomas esta vez con las pastillas (tomadas según indicadas) el resultado fue mucho mejor.

3.Té de coca– Este es el remedio más recomendado por los locales. Una vez aterrices en la ciudad comenzar a tomar té te ayudará a aclimatar tu cuerpo. No tiene mal sabor pero si no eres amante del té, haz un esfuerzo. Su efecto es real y comenzarás a sentirte mejor.

Te de coca antes de salir del hostal.

4.Masticar hojas de coca– En todos lugares hay hojas de coca para té o masticar. Llévate en un sobrecito unas pocas. Lo que hice fue que cuando iba a comenzar a subir un camino donde aumentaría la altura aún más, me echaba algunas 3 y las masticaba. NO LAS TRAGUES. Sólo el extracto que sale de ellas.

5. Respirar profundo – Un ejercicio que me ayudo mucho fue respirar profundo unas 10 veces cuando sentía palpitaciones fuertes y fatiga. Esto ayudaba a calmar el cuerpo y llevar más oxígeno mientras subía.

6.Descansar– Al subir a alguna montaña o lago te sentirás muy fatigado y con ganas de decir ya no más. Algo que ayuda mucho es detenerte respirar tomar un sorbo pequeño de agua y continuar. Puedes detenerte el tiempo que quieras pero teniendo en cuenta que entre más se enfríe el cuerpo más difícil será continuar. Así que un par de minutos, y a seguir. Un tío importante, descansa de pie. Al sentarte detienes la circulación y es peor arrancar nuevamente.

No solo subir es difícil, si no bajar también.

Es importante que conozcas tu cuerpo, que sepas cuando parar y descansar mientras subes la montaña de colores más alta o el camino empinado para ver una laguna impresionante.

Además, el mejor consejo es creer en ti mismo. Mucha fuerza de voluntad y mental es lo que te llevará al final del camino. Creer en ti sobre todas las cosas es lo que te hará llegar a la cima y bajar de ella sin desmayar.

NOTA ACLARATORIA: Si padeces de alguna condición, consulta los riesgos o precauciones a tomar con tu doctor de cabecera.

Stay tuned,

Jenn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: